Actualidad de Impacto Estatal

Fiscalía entrega restos humanos equivocados a familias; solo el cráneo correspondía al ADN

Yazmin Hernández/IIS

Xalapa, Ver.

La Fiscalía General del Estado de Veracruz, engañó a familiares de los jóvenes Baruch Grajeda García y Francisco Javier Vargas García desaparecidos el 11 de julio de 2016 en el puerto de Veracruz, al entrarles un cuerpo donde únicamente el cráneo correspondía con el ADN de las víctimas.

De acuerdo al padre del primero, Marcos Josafat Grajeda Hernández, el cuerpo de su hijo y sobrino fueron localizado en las fosas clandestinas «El Arbolillo» del municipio de Alvarado en 2017 y posteriormente entregado a sus familiares.

Tras la entrega de restos, los familiares exigieron que un laboratorio realizará una identificación externa y fue hasta el pasado 20 de abril del 2021, cuando les entregaron los resultados de la prueba que reveló que lo único que coincidía con el ADN de los muchachos era el cráneo.

El padre y tío de las víctimas criticaron el proceso de exhumación de los restos pues no hubo un proceso de separación, pues además de revolver restos humanos no se siguió los protocolos internacionales de identificación de los restos.

“Comó se hizo el levantamiento de restos y cómo los identificaron al grado de que no son los que nos quieren entregar, cuando los análisis de la Policía Científica dicen que sí son, los que están entregando no son de nosotros, nos los querían entregar en una bolsita de basura y no los recibimos”.

Explicó que el laboratorio ya hizo entrega de los resultados negativos a Fiscalía General, a la División Científica de la Guardia Civil, mismos que demuestran que los familiares de las dos familias fueron revictimizados por la FGE.

Ante el hecho Grajeda Hernández anunció que interpondrán las denuncias correspondientes ante la Fiscalía General de la República (FGR); de la Fiscalía General del Estado y contra la División Científica de la Guardia Nacional por la negligencia en el manejo e identificación de cuerpos.

Además solicitarán la realización de un tercer análisis de identificación por expertos de la ONU.

De acuerdo a la dicho por el padre de Baruch Grajeda García, tanto su hijo, y su sobrino Francisco Javier Vargas García fueron sustraídos de su domicilio en el puerto de Veracruz, el 11 de julio del año 2016, presuntamente por policías.

Tras un año de ser buscados el 24 de mayo de 2017 la FGE, confirmó la localización de Baruch y Francisco Javier; posteriormente en 2018, los familiares recibieron el informe de identificación por parte de la Policia Cientifca en cuál al parecer era erróneo.

«Tres años después (2021) se logra la autorización de una examen externo que arroja como resultado que de todos los restos, solo los cráneos coincidían con el ADN de 5 muestras de restos óseos, 2 de Baruch y 3 de Francisco».

Esta situación la califican como un hecho inhumano y mostruoso al quer armar un esqueleto con restos óseos tomados al azar solo por tener el cráneo de las víctimas desaparecidos.

Deja un comentario

error: Todos los materiales publicados en este sitio están protegidos por las leyes de propiedad intelectual de México, lo cual no permite que los textos informativos, imágenes, material en audios o videos y logotipos que tienen Título de Registro de Marca ante el IMPI, sean reproducidos total o parcialmente en medios impresos, virtuales o electrónicos. Si desea hacer uso de lo aquí publicado deberá solicitar convenio de autorización al periódico. 9211798559 ó a: impactoinformativodelsur@gmail.com Muchas gracias.!!
A %d blogueros les gusta esto: