Actualidad de Impacto Sur de veracruz

Binomio canófilo; para servir a la Patria

Virginia Mejía Martínez/IIS

Minatitlán, Ver.

Cada año, del Campo Militar San Miguel de los Jagüeyes ubicado en el estado de México, egresan decenas de cadetes dispuestos a servir a la nación, bien plantados en sus cuatro patas.
Se trata de los integrantes del Binomio Canofilo que siempre junto al soldado a cargo, prestan su servicio a la nación.
Con tres camadas al año, estimadas en unos trescientos perros de las razas Pastor Alemán, Pastor Belga y últimamente Pastor Holandés por su inteligencia, agilidad, fuerza y elasticidad, la preparación de los futuros elementos del Ejército Mexicano corre a cargo de la policía militar.
Apenas cumplen dos meses, los cachorros reciben adiestramiento básico los ocho meses siguientes y preparación intensiva hasta cumplir el año y medio en este Centro de Reproducción Canina.
De acuerdo a su capacidad, los cadetes canofilos se incorporan a las áreas de Búsqueda y localización de enervantes, Rastreo, Búsqueda y rescate de personas, Guardia y Protección y en el caso de los más tranquilos a Búsqueda de explosivos pues de su autocontrol dependerá su vida, la de su compañero y el resto de las personas presentes.

Uno de los integrantes de este Binomio Canofilo es el Sargento Segundo de Infantería Emeterio Soler quien afirma que trabajar con estos animales, permite contar con compañeros entregados a una jornada que puede ser extenuante, por lo que reciben alimentación y cuidados adecuados a su alto rendimiento.
Los canes también cumplen el protocolo militar y cuenta con la documentación que acredita su preparación, además de sus registros y actas respectivas.
Como explica el jefe interino del personal abasteciente de ayudantía del Tercer Batallón de Infantería, Capitán Primero de Infantería Agustín Antonio Ortiz Campos es importante la selección de razas pero también de sus compañeros humanos pues al haber afinidad entre ambos, fortalecen el Binomio Canofilo.
Este grupo del ejército participa en diferentes actividades, pero también cuando se aplica el Plan D-N-III al registrarse desastres naturales, lo mismo en México que en otros países donde se les requiera.
En el Tercer Batallón de Infantería de Minatitlán existen siete soldados canofilos entre ellos Olímpico, Orendain y Ocotillo, que además de ser de la misma camada son los mayores con nueve años de edad.
También están Quimbaya y Quizás un par de hermanos de seis años, aunque por fines prácticos a Quizás – actualmente en entrenamiento- de momento lo conocen como Azteca.
A Koala, que es el séptimo integrante de este equipo de Binomios Canofilos, lo enviaron al punto de revisión que se ubica en la caseta de Las Choapas.
Estos animales son de gran efectividad por la discriminación de olores que logran con su olfato y por lo general trabajan hasta tres horas seguidas, aunque en climas de calor extremo pueden hacerlo por 20 minutos, con descansos prolongados.
Como todo soldado, al término de su carrera militar que dura entre siete y diez años, los canes se retiran y permanecen en los cuarteles dónde fueron asignados, aunque al final de sus vidas regresan a San Miguel de los Jagüeyes, dónde los ayudan a «dormir», para descansar una vez cumplido su compromiso con la Patria.

Deja un comentario

error: Todos los materiales publicados en este sitio están protegidos por las leyes de propiedad intelectual de México, lo cual no permite que los textos informativos, imágenes, material en audios o videos y logotipos que tienen Título de Registro de Marca ante el IMPI, sean reproducidos total o parcialmente en medios impresos, virtuales o electrónicos. Si desea hacer uso de lo aquí publicado deberá solicitar convenio de autorización al periódico. 9211798559 ó a: impactoinformativodelsur@gmail.com Muchas gracias.!!
A %d blogueros les gusta esto: