Actualidad de Impacto Sur de veracruz

Entre aplausos dan último adiós a la alcaldesa de Moloacán

Virginia Mejía Martínez/IIS

Coatzacoalcos, Ver

En una mañana lluviosa, la escuela primaria Artículo 123 abrió sus puertas para recibir por última vez a la maestra María del Carmen Prieto Mortera.
Pero esta vez, sus pasos no resonaron presurosos en las escaleras de acceso ni por los pasillos del plantel.
El cuerpo de la mujer que siguió siendo maestra aún después de jubilada, regresó para su despedida póstuma a la primaria de Villa Cuichapa, dentro de un féretro de madera laqueada.
Adentro, en esta ocasión no la esperaban las caritas sonrientes de sus alumnos, sino los rostros de tristeza de los maestros que por muchos años compartieron con ella su amor por la docencia.
El ataúd llegó hasta el domo central y se colocó frente al altar improvisado en el pequeño teatro al aire libre, dónde muchas veces sus alumnos se presentaron para decir las efemérides del mes, recitar una poesía o mostrar algún baile, ante la sonrisa de aprobación de la maestra.
Porque como alcaldesa de Moloacán estuvo 86 días, pero como maestra las historias se multiplican en la memoria de los cientos de alumnos bajo su responsabilidad.
Una de esas alumnas fue Victoria Rasgado Pérez, quién la invitó para que la acompañara en su segundo intento de ser alcaldesa para su pueblo.
Quizá la maestra nunca imaginó que Vicky moriría tan joven, y menos que debería suplirla en la administración municipal.
Tampoco que antes de cumplirse tres meses de la muerte de su alumna, ella también fallecería víctima de las complicaciones por el mismo virus Covid 19.

Sus compañeros maestros, sus compañeros de la administración municipal y sus seres queridos, la acompañaron en su última visita a la que por muchos años fue su segunda casa: la primaria «Artículo 123» .
Ahí, mientras el sacerdote que ofició la misa recordó a los presentes que «el amor que Cristo nos tiene, es más fuerte que la muerte», comenzaron a cantar los pájaros que llegaron a posarse en los árboles cercanos.
Al concluir la celebración, un fuerte aplauso despidió a quién el Coronavirus le impidió cumplir su palabra de dar continuidad al trabajo que dejó inconcluso Vicky Rasgado.
Antes de partir a su natal Hueyapan de Ocampo dónde recibiría cristiana sepultura, uno de sus compañeros maestros pidió que la recordaran con su sonrisa, sus palabras que eran un canto a la vida, y sus acciones ejemplares.
«La maestra se ha ido, pero nunca será olvidada por esta gran comunidad, permanecerá con nosotros porque las almas grandes no desaparecen, dejan huellas eternas»
Con estas palabras, su compañero profesor con más de 30 años de conocerla le dio el último adiós a la mujer que recordó como creyente, educadora de generaciones y quién gozaba de la simpleza de la vida.
La misma que ya «descansa en paz, porque ahora, está más cerca de Dios».

Deja un comentario

error: Todos los materiales publicados en este sitio están protegidos por las leyes de propiedad intelectual de México, lo cual no permite que los textos informativos, imágenes, material en audios o videos y logotipos que tienen Título de Registro de Marca ante el IMPI, sean reproducidos total o parcialmente en medios impresos, virtuales o electrónicos. Si desea hacer uso de lo aquí publicado deberá solicitar convenio de autorización al periódico. 9211798559 ó a: impactoinformativodelsur@gmail.com Muchas gracias.!!
A %d blogueros les gusta esto: