Actualidad de Impacto Coatzacoalcos

«Me dejaron postrado en esta cama; ingresé al Hospital por Tuberculosis y ahora tengo un quiste» Isaías Reyes

Virginia Mejía Martínez/IIS

Coatzacoalcos, Ver.-A Isaías Reyes Cruz, la pandemia le arrebató muchas de las cosas importantes de su vida sencilla.
Conocido por el sobrenombre de «Serrucho», este hombre de apenas 45 años de edad clama por justicia desde la cama donde pasa cada día, preguntándose qué fue lo que pasó.
Con un diagnóstico inicial de tuberculosis, Isaías recuerda cómo llegó al Hospital Regional de Coatzacoalcos en febrero de este año, para que le realizaran una punción y le drenaran el líquido a uno de sus pulmones.
Con tristeza, narra cómo el médico, del que ni siquiera supo su nombre, lo lastimó con el primer intento de punción y fue hasta el segundo intento que logró introducir la sonda para drenar el líquido.
«Estuve 17 dias con esa sonda las 24 horas y cuando me dieron de alta, tenía una bolita en la espalda, yo pensé que era porque el médico me lastimó, me dijeron que se me iba a desinflamar con el tiempo» narra.
Su siguiente cita era en marzo, pero debido a la pandemia ya no le dieron consulta para que revisaran esa «bolita» ni lo evaluaran.
Incluso afirma que cuando pidió que pusieran fecha para seguimiento, le contestaron que si insistía, terminaría intubado por Covid, pues los pacientes de Coronavirus iban en aumento.
Desesperado, porque lo que primero parecía un acceso iba creciendo conforme pasaba el tiempo, acudió al centro de salud de Nanchital, el municipio donde vive, pero no hubo ni diagnóstico ni tratamiento efectivo.
A fuerza de mucho insistir lo admitieron en el hospital, dónde permaneció internado un mes, pero tampoco le solucionaron su problema y mucho menos le confirmaron lo que tiene.
Ya lleva muchos estudios. Algunos médicos dicen que es una bola de grasa y otros que es líquido que no le sacaron del pulmón y se extendió por su espalda.
Con el paso de los meses, lo que parecía un abceso hoy abarca gran parte del lado izquierdo de su espalda, tan grande como si fuera una joroba.
Al tamaño de la protuberancia se suma el dolor constante que le provoca, pues la piel está tan estirada que parece a punto de reventar.
Roja en algunas partes y casi morada en otras, esta enorme «bola» no permite a Isaías moverse y mucho menos salir a vender sus paletas como hace algún tiempo hizo, para reunir dinero.
De esa época, dice que mucha gente lo criticó y hasta lo regañaron por no atenderse a tiempo, sin saber el drama que vive desde hace ocho meses.
«Ni siquiera puedo denunciar por negligencia médica a quien me hizo mal -la punción- para drenarme porque no supe su nombre» indica.
Pero como sabe que no todo el personal del sector salud es malo, confía que un médico particular de buen corazón lo apoyará, para terminar con su calvario.
Isaías quiere recuperar su vida, ser el hombre productivo de antes, cuando tocando los teclados se ganaba el dinero para sostener a su familia y hacer más llevadera su estancia en su casita del callejón Araucarias sin número de la colonia Los Coquitos.
Hoy, desde esa cama colocada cerca de la puerta, para sentir un poco de brisa, Isaías confiesa que quiere recuperar su libertad.
Ser libre de moverse dónde quiera, de tener que esperar a que los vecinos y parientes se conduelan llevándoles un plato de comida.
Libre del dolor que día y noche lo atormenta.
Mientras ese día llega, este hombre que «nunca se enfermaba» pide ayuda. Y
Puede ser en especie o en efectivo para comprar sus medicamentos y cubrir algunos de los gastos en casa.
Los donativos se reciben en la tarjeta 4152-3132-3101-4734 de BBVA Bancomer y en su casita al final del callejón en Araucarias sin número de la colonia Los Coquitos de Nanchital.

Deja un comentario

error: Todos los materiales publicados en este sitio están protegidos por las leyes de propiedad intelectual de México, lo cual no permite que los textos informativos, imágenes, material en audios o videos y logotipos que tienen Título de Registro de Marca ante el IMPI, sean reproducidos total o parcialmente en medios impresos, virtuales o electrónicos. Si desea hacer uso de lo aquí publicado deberá solicitar convenio de autorización al periódico. 9211798559 ó a: impactoinformativodelsur@gmail.com Muchas gracias.!!
A %d blogueros les gusta esto: