Actualidad de Impacto Coatzacoalcos

Combatir al COVID y el miedo a morir

Virginia Mejía Martínez/IIS

Coatzacoalcos, Ver.-

Apenas tiene 28 años de edad y seis de haber egresado de la carrera de medicina, pero Erick Alberto Gómez Lara ya sabe lo que es tener miedo.
Como actual director de la clínica de Infecciones Respiratorias Agudas -IRAS- en la clínica hospital del ISSSTE en Coatzacoalcos, el doctor Gómez Lara enfrenta el miedo no solo a perder pacientes víctimas del Covid 19, sino también a llevar el virus a casa, con su familia.
Recientemente, junto con otros compañeros médicos y enfermeras de todo el país, recibió la medalla «Miguel Hidalgo»como un reconocimiento a su labor en el combate al Covid 19.
Afirma que su postulación para esta presea fue una gran sorpresa, porque fueron los mismos pacientes quienes los nominaron.
El egresado de la Universidad Autónoma de Veracruz, recuerda que fue el 23 de marzo cuando inició su lucha contra el Covid 19 en el área de IRAS, instalada en esta clínica de referencia, para apoyar al hospital de Veracruz Puerto, en el tratamiento de los pacientes.
Durante todos estos meses el miedo ha sido su sombra, pues cada día está pendiente de sus pacientes y afirma que es doloroso verlos morir con la angustia que les provoca ahogarse por la falta de aire.
Por eso junto con el resto del personal, mantienen el acompañamiento, para que los internos no sientan tanto la soledad durante su hospitalización o incluso cuando mueren.
Afirma que el estrés ya es parte de su vida cotidiana, pues durante sus turnos de 12 horas, las emociones llegan a rebasarlos.
Esta situación lo llevó a pensar hace algunas semanas en renunciar, pues la depresión lo desanimó a luchar.
«Fue mi compromiso con los pacientes lo que me hizo regresar. Claro que sigo viviendo con miedo, pero no voy a dejar de luchar por salvar personas» afirma con seguridad.
Lamenta que no exista conciencia entre la ciudadanía para cuidarse, lo que provoca que sigan registrando rebrotes.
Pide a la ciudadanía extremar medidas de protección, tanto por el Covid como por otras enfermedades como influenza y dengue.
«Que recuerden que nosotros los médicos no somos el enemigo. El enemigo es el virus y debemos luchar juntos contra esta pandemia» sostiene.
Lamenta que algunas de las condecoraciones las recibieran esposos y padres de los galardonados, que murieron cumpliendo con su deber, de salvar vidas aún a costa de la suya.
«Cualquier muerte es dolorosa, pero perder a un compañero por Covid nos provoca una gran tristeza, por eso para honrarlos, este día del Médico lo celebraremos trabajando»
Y es que como dice, este virus seguirá latente, por eso no hay que bajar la guardia.
Erick se despide pues debe despojarse de su fresca filipina verde y su blanco pantalón, para meterse al caluroso traje blanco que utiliza junto con los googles, guantes, botas, careta y otros implementos, para protegerse del mortal virus.
Convencido de su vocación, el joven médico entra al área de trabajo, afuera quedan su familia, sus afectos, su medalla y sus momentos de relajación y descanso.
Sabe que serán horas muy duras, pero espera ganar más batallas y rescatar gente de la muerte, para que a través del alta voz sigan anunciando más «códigos verdes» que anuncian pacientes dados de alta.
Con él, solo entran dos fuerzas opuestas: su amor por la medicina y el miedo a ser vencido por la muerte.

Deja un comentario

error: Todos los materiales publicados en este sitio están protegidos por las leyes de propiedad intelectual de México, lo cual no permite que los textos informativos, imágenes, material en audios o videos y logotipos que tienen Título de Registro de Marca ante el IMPI, sean reproducidos total o parcialmente en medios impresos, virtuales o electrónicos. Si desea hacer uso de lo aquí publicado deberá solicitar convenio de autorización al periódico. 9211798559 ó a: impactoinformativodelsur@gmail.com Muchas gracias.!!
A %d blogueros les gusta esto: