Actualidad de Impacto

Suspenden actividades patrias en Cobaev de Agua Dulce, por muerte de alumnos

Avisack Douglas/IIS

Agua Dulce, Ver.- De lunes a viernes a primera hora, montaban la moto para llegar temprano a clases; la recomendación principal de sus respectivas familias era que se cuidaran, seguida de la bendición y las plegarias para que los jóvenes llegaran con bien al centro escolar; éste viernes 14, la tragedia invadió a las familias de Víctor Manuel y Roberto Carlos de 17 y 15 años de edad respectivamente; pues el destino les marcó una ruta inesperada; Héctor Daniel el chofer de una pipa de PEMEX impactó con fuerza la pequeña unidad y provocó la muerte de los estudiantes, ambos del primer semestre del COBAEV 04 de Agua Dulce.

Y es que la noticia no solo ha enlutado a las familias, si no también a la comunidad del plantel educativo, cuyo director Franco Antonio López, informó que éste viernes y sábado se han suspendido los festivales y participación en el desfile del mes patrio, por respeto al dolor que les ha tocado enfrentar y aún más, porque dijo que ambos jovencitos destacaban por tener excelente promedio; uno de ellos de muy escasos recursos, incluso había sido becado para que lograra concluir sus estudios; maestros y alumnos, activaron inmediatamente una cooperación para ayudar a las familias a cubrir los gastos funerarios.

Fue en el kilómetro 12 donde poco antes de las 08:00 de ésta mañana, su pequeña moto fue importada por la pesada unidad, misma que su chofer dejó abandonada kilómetros adelante, para tratar de huir con rumbo a Coatzacoalcos, pero tras el aviso de los mismos ciudadanos, fue detenido por elementos de la Policía Naval al ingresar al citado Puerto, según un reporte extra oficial, mismo que indica que el responsable fue ingresado al penal de Palma Sola, donde esperaría se le informara sobre su situación legal; familiares, amigos y la misma comunidad académica exigen justicia a las autoridades.

Al momento no se conoce la versión del chofer de la pipa; lo cierto es que trató de huir, mientras los jóvenes quedaron tirados en la cinta asfáltica sin vida, portando sus uniformes y a pocos metros de ellos, sus mochilas con las tareas que seguramente presentarían en la clase de hoy; sus compañeros entristecieron al conocer la noticia; ésta misma tarde se reunirían para los funerales en el ejido La Esperanza sitio en dónde tenían sus respectivos domicilios y de dónde cada mañana salían a la escuela en la moto habilitada como su transporte escolar.

Deja un comentario