Actualidad de Impacto

Gobierno de Coatzacoalcos atiende problema de limpia pública

12 pinos a reciclar

Redacción/IIS

Fotos: Sergio Balandrano

El servicio de limpia pública en Coatzacoalcos se ha convertido en “dolorcito de cabeza” al inicio de la administración, pero se irá resolviendo de manera paulatina en el transcurso del presente mes de enero, así lo declaró este lunes el alcalde porteño, Víctor Carranza Rosaldo.

Entrevistado en el arranque de las actividades escolares al finalizar las vacaciones de invierno, el munícipe detalló que los problemas operativos para la recolección de basura, derivan en gran medida por la escasez de vehículos, ya que de un parque de veinte unidades, apenas cuentan con diez funcionando de manera intermitente.

Aseguró que diariamente algún otro camión de limpia pública sufre desperfectos, por lo que se ven obligados a ingresarlos al taller para su reparación emergente.

Carranza Rosaldo, apuntó que están realizando el compromiso de adquirir unidades nuevas, pero que para ello se encuentran revisando esquemas de financiamiento que no resulten onerosos para el municipio.

Destacó que este fin de semana enfocaron el servicio de recolección en las zonas escolares así como en mercados y hospitales, detallando que por ello volvieron a descuidarse un poco algunos sectores de la ciudad donde volvieron a acumularse los residuos sólidos en las calles.

El alcalde pidió a los ciudadanos de Coatzacoalcos su colaboración, no sacando las bolsas de basura a menos que escuchen al campanero. En caso de acumular desechos en demasía, dar aviso de manera oportuna al Ayuntamiento para que acudan a su colonia.

Por último dio a conocer que las fuerzas vivas del municipio han estado apoyando con camiones de volteo sin costo para el traslado de la basura, mismos que junto con las diez o catorce unidades de limpia pública que logren poner en operación, podrán sacar el trabajo y dejar atrás el problema generado al inicio de este 2018.

carranza en informe

Víctor Carranza Rosaldo, alcalde de Coatzacoalcos -Sergio Balandrano/IIS

Deja un comentario