Actualidad de Impacto

Operaría en Coatzacoalcos red de asaltantes integrada por taxistas y elementos de la Policía Naval

Avisack Douglas/IIS

Coatzacoalcos, Ver.- “Yo fui asaltado, golpeado y amenazado por marinos estatales (policía naval), un taxista me llevó hasta la patrulla donde me robaron lo que traía; tengo miedo, porque no se puede denunciar, uno se encuentra a esa gente en la calle y con la mirada te dicen que aguas y hablas”, refiere la presunta víctima, cuyos generales se omiten por motivos de seguridad, pero que la información obtenida por este  medio informativo, está debidamente grabada.

De acuerdo con la persona que se ha dicho víctima de asalto a manos de los elementos de seguridad; son taxistas quienes colaboran en la posible red delincuencial; “yo salí a comprar algunas cosas, eran como las 10 de la mañana y de regreso, mis casa me queda lejos de donde andaba, así que tomé un taxi y le di la dirección; pero en lugar de agarrar para donde le dije, jaló hacia la terminal”, explicó al añadir que su caso ocurrió en noviembre pasado.

“Le dije que para dónde me llevaba y entonces saca una pistola y me la pone en la barriga, iba yo sentado en el asiento del copiloto; llegamos a una zona despoblada y estaba una patrulla, en ese momento pensé que sería mi salvación, pero mi sorpresa fue que cuando llegamos hasta ahí, el taxista les dijo a los marinos estatales, -ya cayó el primero, chínguenlo- me sacaron del taxi, me golpearon, me robaron el celular, el dinero y hasta lo que había comprado; me dejaron bien amenazado, que si yo hablaba me iban a matar”, abundó.

La personas aseguró que los supuestos oficiales, no traían pasamontañas, por lo que pudo ver sus rostros, lo cual lo pone en mucho mayor riesgo y con la imposibilidad de denunciar; tengo mucho miedo, gracias a Dios no me mataron, pero vivo con la amenaza, ya me los volví a encontrar a los marinos en la calle y se me quedaron viendo; ya lo único que me queda es cuidarme y cuidar a mi familia, porque no hay como hacer otra cosa, Dios quiera y al decirle yo esto, pues no me pase nada, pero pues también la gente debe saber de quienes cuidarse, esa es una realidad”, puntualizó la víctima.

Aunque dijo que por los golpes que le propinaron en la cara y cuerpo, difícilmente pudo ver toda la matrícula de la patrulla, aseguró que pudo observar los números 864; en tanto que del taxi, si vio el número y éste es el 820, por lo que llamó a la ciudadanía a tener precaución al momento de tomar las unidades del transporte público; “avisen a sus familiares en que número de taxi o camión se suben, traten siempre de estar comunicados”, dijo finalmente para Impacto Informativo del Sur.

Foto portada, archivo internet.

Deja un comentario