Actualidad de Impacto

Pacta Comité Internacional de la Cruz Roja y Organización Techo de Honduras convenio en favor de migrantes desplazados

Tegucigalpa, Honduras.- La organización TECHO en Honduras y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) firmaron hoy un convenio para beneficiar a familias desplazadas y retornadas de procesos migratorios que se encuentran en situación de vulnerabilidad mediante la construcción de viviendas.

“Es un honor y una importante responsabilidad firmar este convenio interinstitucional enfocado en brindar un proyecto habitacional apoyado por el CICR, el cual está dirigido a nuestras hermanas y hermanos que han tenido que desplazarse y abandonar sus hogares de origen. A partir de este momento esperamos poder construir junto a ellos una Honduras más justa, integrada y sin pobreza”, dijo en el acto Erick Díaz, Gerente General de TECHO.

Con la firma de este convenio con la Fundación TECHO y su modelo de intervención, el CICR fortalecerá sus esfuerzos para responder a estas consecuencias humanitarias. El proyecto iniciará con una fase piloto en los próximos dos meses y beneficiará a una primera familia desplazada con la construcción de un proyecto habitacional.

Tanto TECHO como el CICR consideramos que la violencia genera múltiples consecuencias humanitarias para las personas migrantes retornadas así como para los desplazados internos, entre ellas la imposibilidad de retornar a casa, una posible falta de empleo y una falta de independencia económica que puede llegar a hacer a estas personas más vulnerables.

En este sentido, atendiendo a su mandato estrictamente humanitario y consciente de esta problemática, el CICR implementa desde el 2016 un programa de atención a migrantes retornados y para desplazados internos que coordina con otras instituciones públicas y organizaciones del país para atender a estas personas en situación de riesgo.

“Los Estados tienen la responsabilidad primaria de atender las necesidades inmediatas de las personas desplazadas y ayudar a las comunidades a construir resiliencia. Cabe señalar que Honduras es uno de los países de la región que ha reconocido esta compleja problemática y estamos trabajando de manera conjunta con sus autoridades para brindar asistencia a las personas afectadas por este fenómeno”, mencionó Eduardo Ubierna, Jefe de Misión del CICR.

Datos de la Comisión Interinstitucional para la Protección a las Personas Desplazadas por la Violencia (CIPPDV) indican que desde 2014 unas 174.000 personas se han visto forzadas a abandonar sus hogares como consecuencia de situaciones de riesgos que enfrentan en sus comunidades en Honduras.

TECHO es una ONG latinoamericana sin filiación política ni religiosa, orientada a superar la pobreza en los asentamientos informales del país, a través del trabajo en conjunto con jóvenes voluntarios y pobladores que, en colaboración con otros actores de la sociedad trabaja en programas y proyectos de desarrollo comunitario para combatir la desigualdad social. Por su parte el CICR es una organización imparcial, neutral e independiente, con la misión exclusiva y humanitaria de proteger la vida y la dignidad de las víctimas de violencia.

Deja un comentario