Actualidad de Impacto

Uno de los detenidos en operativo militar en la colonia 5 de Febrero, huyó en 2015 de casa de seguridad en la Puerto México

Daniel Torres/IIS

Uno de los nueve detenidos la tarde del lunes en un operativo en la colonia 5 de Febrero, fue quien en Noviembre del 2015 habría logrado escapar de una casa de seguridad en la colonia Puerto México, justo antes de ser ejecutado y donde fueron hallados los cuerpos de otras dos personas.

Se trata de Alberto García Delgado, de 28 años, con domicilio en Vial Terraza número 90 de la colonia Olmeca lado Rio y originario de Ciudad Isla.

Esta persona, de acuerdo a la información recabada por este medio informativo, fue señalado en el año 2013 como participante en varios robos a mano armada en negocios y a transeúntes de Coatzacoalcos, junto a tres sujetos más; Aarón Velázco Reyes Jessy Abraham Elvira Elvira y Juan Pablo Arcos Basurto, todos detenidos por la Policía Estatal de Veracruz el día lunes 28 de enero.

Sin embargo, quedó en libertad pues en el mes de mayo de ese mismo año, nuevamente fue detenido, ahora a manos del Ejército Mexicano por posesión de un kilogramo de mariguana junto a Luis Miguel Morales Medina; ambos quedaron presos.
García Delgado permaneció internado en el Centro de Readaptación Social y a pocos meses de su liberación, se vio inmiscuido en otro hecho delictivo al lograr huir de una casa de seguridad en la colonia Puerto México, luego de que sus captores se distrajeran, aprovechando la situación para huir del inmueble, aun maniatado y completamente desnudo.
En aquel entonces, esta persona logró llegar hasta una patrulla de la SSP, a quienes les avisó lo ocurrido, acudiendo al inmueble donde se hallarian los cuepros recien ejcutados de otras dos personas, esto luego de que los plagiarios escucharan las sirenas de la policía, asesinando a sus victimas antes de huir.
En ese mismo años trascendió que la privación de la libertad de los dos extintos, así como de Alberto García, no fue con la intención de conseguir cobrar un rescate por su liberación, toda vez que a los occisos estaban completamente desnudos, con cinta industrial en los ojos y manos, además de fuertes hematomas provocados con tablas en losglúteos.
Ese mismo inmueble,  de acuerdo a version de vecinos, era usado como prostibulo y posteriormente como lugar de reunión de devotos al ocultismo y a la adoración a la Santa Muerte.
De esta perosna no se supo más hasta este lunes, cuando en un intenso operativo, elementos de la Sedena y la SSP lograron detenerlo junto a otras ocho personas justo antes de que intentaran plagiar a otra persona más.
Alberto García ahora es vinculado a una banda delictiva asociada una célula del crimen organizado, dedicada principalmente al secuestro y asesinatos por encargo.
Esta persona junto a los ocho detenidos en este operativo, quedaron a disposición de la FGE, donde se espera a que se determine su situación legal una vez más.

Deja un comentario