Actualidad de Impacto

Aparece con vida aunque torturado sacerdote secuestrado en Catemaco

 

Avisack Douglas/IIS

Fotos: Cortesía: Álvaro Quino, Luis Manuel Toto y Viridiana Reyes

Catemaco, Ver. “Nuestro hermano sacerdote José Luis Sánchez Ruiz, desaparecido en la madrugada del viernes, ha aparecido. La noticia la recibimos hace unas horas y la hemos confirmado, el padre José Luis Sánchez Ruiz fue abandonado con visibles huellas de tortura“, informó la Diócesis de San Andrés Tuxtla mediante un comunicado el mediodía de éste domingo en que se cumplirían 80 horas del secuestro, del religioso que derivó en actos vandálicos protagonizados por la Organización del Gobierno Autónomo Indígena (OGAI) encabezado Wilfrido Martínez y que dejaron como saldo, pérdida total de documentos oficiales de la tesorería, registro civil, obras públicas y catastro producto del incendio que provocaron en Palacio Municipal, aunado a la destrucción del inmueble de Tránsito Estatal, Comisión Federal de Electricidad, el domicilio particular del alcalde Jorge González Azamar y varios establecimientos comerciales.

“Pedimos a todos, respeto ante la situación actual del Padre y esperar la intervención oportuna del señor Fiscal General del Estado, quien ha estado y seguirá estando en constante comunicación con el vicario general, padre José Luis Martínez Cruz. Agradecemos a las autoridades del gobierno del Veracruz su empeño en la búsqueda del padre José Luis Sánchez Ruiz, a todos los fieles laicos que desde sus parroquias animados por sus sacerdotes han permanecido en oración“, añade el comunicado en el que agradece la participación también del la Conferencia Episcopal en México y los obispados de la república mexicana, dicha misiva es firmada por monseñor Fidencio López Plaza.

Aún no se conoce en que lugar fue encontrado el sacerdote y por quienes fue rescatado, tampoco el estado actual de su salud, se espera que en las próximas horas, el fiscal Luis Ángel Bravo Contreras de los informes correspondientes, toda vez que el ayer sábado a su arribo en Catemaco, aseguró que ya tenían una línea de investigación para dar con el paradero del párroco.

Cabe mencionar que al momento no hay posicionamiento oficial respecto a los cuantiosos daños ocasionados en la zona centro de Catemaco, en donde documentación oficial del ayuntamiento fue consumida por el fuego que abarcó un 80 por ciento del edificio; el presidente Jorge González Azamar, quien corroía el riesgo de ser linchado, salió del municipio y declaró que no se cuenta con respaldo digital de la documentación, lo cual complicaría algún tipo de auditoría.

Tampoco se ha indicado si habrá denuncias en contra de quienes hicieron los incendios y destrozos en los edificios públicos, así como restaurantes y tiendas departamentales en la que se presume además, hubo rapiña, y por lo que decenas de habitantes catemaqueños solicitaban la presencia de la Fuerza Civil, Secretaria de Marina, Ejército pero quienes llegaron apenas al mediodía de éste domingo, cuando los manifestantes ya se habían marchado. Estos puntos tampoco han sido acordonados debidamente y no han llegado peritos para el levantamiento de pruebas.

La iglesia aclaró que sus feligreses no tuvieron nada que ver con los actos vandálicos, toda vez que sus feligreses permanecieron en la iglesia, sin embargo si aceptó la manifestación en la carretera federal que estuvo cerrada por algunas horas, pero luego del diálogo decidieron liberarla y amarse en oraciones en la iglesia católica.

Los grupos de manifestantes encabezados Wilfrido Martínez, se marcharon durante la madrugada de éste domingo, sin problema alguno.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

aparece-sacerdote

Deja un comentario