Actualidad de Impacto

Los remanentes de un incendio: El recuento de quienes lo perdieron todo

Daniel Torres/IIS

 

Incertidumbre, miedo, impotencia, caos y un fuerte y sofocante olor a quemado es lo que se respira en la colonia Héroe de Nacozari, donde una bodega que almacenaba más de 50 toneladas de polietileno, comenzó a arder, devastando todo a su paso.

Cables de luz y teléfonos dañados y quemados, viviendas afectadas y otras completamente consumidas por las llamas, son apenas una fracción del recuento de daños que ocasionó este siniestro como pocos, ocurrido sobre la calle Leona Vicario.

Sunrise Polyresin S.A. de c.v., es la empresa que albergaba la monstruosa cantidad de tubos de polietileno en esta bodega, ubicada en plena zona habitacional.

Hasta el momento, autoridades investigan si los propietarios de la empresa contaban con los permisos pertinentes para poder almacenar este material en un sector poblado; sin embargo, todo parece indicar que no.

Hasta el momento, el reporte por parte de las autoridades sobre las causas del incendio, indica que este se inició luego de que se presentara una fuga de gas en uno de los tanques estacionarios cercanos a la bodega, esto debido a la falta de mantenimiento adecuado y a las altas temperaturas.

Basto un chispazo, para que el flamable fluido provocara una explosión, de la que se derivó el incendio.

Fueron cerca de 15 horas las que personal de bomberos de Coatzacoalcos, Minatitlán, Cosoleacaque, Braskem y Pemex hicieron un esfuerzo sobrehumano para poder sofocar las llamas.

Cerca de las 6:00 horas de este martes, el fuego había sido finalmente apagado.

Aunque familias enteras de este sector lograron escapar, hubo quienes lo perdieron todo, tal es el caso de cuatro viviendas ubicadas justo a un lado de la bodega, mismas que literalmente, quedaron reducidas a cenizas.

Otras ocho más, resultaron con afectaciones serias.

Gisela Domínguez Díaz, habitaba en una de las casas que fueron completamente devoradas por el fuego.

Al momento de iniciar el siniestro, ella se encontraba trabajando. Grande fue su sorpresa al enterarse de lo ocurrido; pues de un momento a otro lo perdió todo.

Ahora vive en medio del miedo, la incertidumbre y la impotencia, pues hasta el cierre de este trabajo periodístico, representantes de la empresa un no se habían puesto en contacto con ella.

Otros más, fueron menos desafortunados, y sus viviendas solo recibieron algunos daños por las altísimas temperaturas: Bretaduras, manchas de humo, algunos electrodomésticos dañados.

Será personal de Protección Civil quienes se encarguen en los próximos días de realizar los peritajes correspondientes, para determinar el monto de daños, y de cuantas viviendas requieren ser reparadas y cuales ser declaradas completamente inhabitables.

La mañana de este martes, autoridades realizaron un recorrido por la zona,

Aunque no se habla de una cifra oficial, trascendió que los daños materiales tras este siniestro son multimillonarios.

De los seis trabajadores de la empresa lesionados al momento de la explosión, dos han logrado ser estabilizados, sin embargo, uno tuvo que ser trasladado de urgencia a la ciudad de Guadalajara.

Se trata de Hugo Bermúdez, quien había sido internado en las instalaciones de la clínica 36 del IMSS, pero debido a su estado de salud crítico, fue trasladado de urgencia a la ciudad de Guadalajara, con la esperanza de salvarle la vida.

Este trabajador presenta quemaduras de tercer grado en más del 80% de su cuerpo, y desde el momento del siniestro continua inconsciente.

Hasta el cierre de esta nota, autoridades aún no lograban dar con los dueños de la empresa, siendo únicamente un representante legal de esta quien arribara al hospital para entablar diálogos con familiares de los lesionados.

A casi 24 horas, todo sigue siendo incertidumbre y olor a quemado.

Deja un comentario