Actualidad de Impacto

Corresponsal de Proceso Noé Zavaleta pide renovación de la CEAP

Gerardo Islas/IIS
Los integrantes de la Comisión Estatal de Atención a Periodistas (CEAP) no tienen razón para estar al frente de ese organismo de vanguardia pero donde no han dado resultados desde su conformación, así lo expresó este sábado en Coatzacoalcos el corresponsal de la revista Proceso, Noé Zavaleta.
En el marco de la presentación de su libro “El Infierno de Javier Duarte”, el periodista señaló que quienes están dentro de ese organismo de supuesta protección a comunicadores como Benita González, Rogelio Pano y anteriormente Namiko Matzumoto,  simplemente no han resuelto nada a pesar de contar con un presupuesto anual de más de 22 millones de pesos.
Estableció que de ese monto millonario, el 80% es utilizado en el pago de salarios en donde Benita González gana 60 mil pesos mensuales y que el resto lo ocupan en viáticos, “solamente dejan 600 mil pesos disponibles para apoyar a algún periodista que requiera protección, eso no es nada”, argumentó.
Acusó que una gran parte del presupuesto también es utilizado por los integrantes de la CEAP “para pagar sus comelitonas” en lugares exclusivos de Xalapa, Veracruz y Coatzacoalcos.
Noé Zavaleta dijo que tan solo el año pasado habían 88 comunicadores amenazados en Veracruz, muchos de ellos en el exilio quienes de una manera u otra pidieron ayuda a la CEAP, “pero con 600 mil pesos resulta imposible”.
Dijo que el organismo no debe desaparecer sino adecuarse en el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, integrarlo, además de periodistas, con un cuerpo colegiado de profesionistas y gente notable que verdaderamente aporte algo a la sociedad veracruzana y sobre todo al gremio de los comunicadores.
El corresponsal de Proceso en otros temas dio a conocer que desde el pasado 8 de mayo tras las amenazas que sufrió por parte del dueño del periódico “El Buen Tono”, José Abella, se encuentra radicando en la Ciudad de México y con protección de la Procuraduría General de la República.
Dijo que el acoso hacia su persona se registró justamente después de que se pusiera en circulación el libro de su autoría donde hace una recopilación-crónica de un gobierno fallido, el de Javier Duarte de Ochoa.
Cabe destacar que la presentación del libro “El infierno de Javier Duarte” se llevó a cabo en la Unidad de Servicios Bibliotecarios de la Universidad Veracruzana en Coatzacoalcos, teniendo como moderadores a los periodistas sureños Roberto Morales y Mussio Cárdenas Arellano.

Deja un comentario